Comunidad Red de Egresados:

Home > Escuela de Kinesiología realiza Primer Encuentro de Empleadores

Escuela de Kinesiología realiza Primer Encuentro de Empleadores

La iniciativa reunió a empleadores y autoridades y tuvo el objetivo de identificar los desafíos del proceso formativo de los estudiantes y egresados de Kinesiología.

El viernes 20 de abril se llevó a cabo el Primer Encuentro de empleadores, organizado por la carrera de Kinesiología y al cual asistieron profesionales del área, UDLA y autoridades de la carrera, tales como Marcela Rojas, directora de la Escuela de Kinesiología; César Zavala, director de Egresados y Empleabilidad; Pamela Puentes, subdirectora de Educación Continua y Capacitación; y Denisse Concha, secretaria académica de Kinesiología; y académicas de planta de la escuela.

El evento, que se enmarca en la Línea de Vinculación Académica del área institucional de Vinculación con el Medio, comenzó con palabras de bienvenida de la directora de escuela, quien enfatizó que la importancia de esta reunión era generar un diálogo entre profesionales del área y realizó una breve exposición sobre la carrera y el enfoque de desarrollo de carrera. “El objetivo de la actividad es obtener información desde empleadores, desde el mundo laboral real, respecto de aquellas habilidades y destrezas que los empleadores reconocen como relevantes en un profesional universitario, de la salud y específicamente de un kinesiólogo”, comentó Marcela Rojas.

En la instancia, se habló sobre el proyecto educativo de la carrera y se determinó que la finalidad de este tipo de reuniones es ver cómo se puede potenciar el perfil, y de qué manera se pueden transformar en exitosas las transiciones educacionales de los estudiantes, considerando el paso desde la educación media a la universidad y finalmente hacia la vida laboral.

Todos los asistentes participaron y discutieron con entusiasmo a interrogantes como cuáles son las destrezas y habilidades que los empleadores priorizan en el ámbito laboral de un profesional, el rol de la reflexión en la formación de profesionales, si efectivamente el rubro, a ratos,  escasea de habilidades comunicacionales, si falta empatía y prolijidad en el minuto de atender a los pacientes y también sobre la importancia que tiene la administración y gestión en esta profesión en particular.

“Para el equipo la actividad tuvo un balance positivo en términos de la asistencia de los participantes, los aportes realizados, y el interés manifestado en el proceso formativo de los profesionales de la salud y estudiantes de Kinesiología UDLA. Los comentarios realizados confirman que el proyecto educativo de la escuela de Kinesiología está encaminado hacia los requerimientos del mundo del trabajo”, aseguró el comité organizador.

Los invitados en esta ocasión fueron: Margarita Ramos, referente técnico del Departamento de ciclo Vital y Programas de Salud del Servicio Metropolitano de Salud Oriente; Cecilia Clavero, directora del CESFAM, San Gerónimo de Puente Alto; Claudio Cuevas, ergónomo del Instituto de Salud Laboral (ISL); Daniel Cornejo, encargado nacional de discapacidad de las COMPIN; Mauricio Hernández, director Clínica del Deporte; Eduardo Montoya, gerente de Administración y Finanzas en Fisiokine; Sebastián Lama, kinesiólogo de Fisiokine; María Jesús Muñoz, fundadora y directora Fundación Rehabilitar, y Nelson González, representante del Colegio de Kinesiólogos.

María Jesús Muñoz, fundadora y directora Fundación Rehabilitar y egresada kinesiología UDLA, expresa en relación a este encuentro que “Desde mi punto de vista, la actividad fue todo un éxito y me beneficia directamente, porque me demuestra que en la universidad donde yo estudié se están tomando las cosas con seriedad, con calidad y que el nombre de UDLA en las futuras generaciones de kinesiología van a tener un sello que obviamente, a mediano y largo plazo, sí va a ser diferenciador a la hora de contratar. Me siento orgullosa y con muchas ganas de seguir participando, ya que creo que la directora de escuela, sin lugar a duda, ha marcado un antes y un después. Es decir, las cosas no están quedando en las palabras, sino que más bien se están concretando”.